Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

29 Jul Mejores prácticas para la eficiencia térmica del Data Center

Los métodos de enfriamiento para data centers han evolucionado drásticamente en las últimas décadas. Los data centers hoy en día requieren un enfoque altamente especializado en el enfriamiento, principalmente impulsado por el aumento general en la demanda de TI a nivel global.

A medida que los data centers han evolucionado aunado con el avance de las redes eléctricas, la fiabilidad y la calidad de la energía se convirtió en una preocupación menos.  A pesar de que el enfriamiento comenzó como una cuestión secundaria, se convirtió en un reto cada vez mayor, sobre todo porque las demandas de cómputo se han intensificado de manera exponencial.

Hay varias cuestiones que hacen que sea difícil mantener los data centers a una temperatura ideal: el aumento de las densidades de los gabinetes, la reducción de costos operativos y lograr empatar el enfriamiento con los requisitos de TI son sólo algunos de ellos. Compartimos algunas de las mejores prácticas que nos pueden ayudar a abordar estos retos:

 

Apegarse a los estándares de enfriamiento de data centers

Las normas para el control térmico de data centers han evolucionado considerablemente en los últimos años, particularmente en las áreas de rango de temperatura óptima de los equipos de TI. Hay varias organizaciones que publican útiles estándares y lineamientos, como por ejemplo la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE). Para los propietarios de data centers y los operadores de estos que tienen como objetivo lograr el mejor ambiente térmico posible, estas organizaciones pueden ser un recurso valioso ya que cuentan con la investigación, documentación y metodología de estos estándares.

 

Utilizar “free cooling”

El “free cooling” es un método de enfriamiento que se basa en el desplazamiento del calor de un data center sin necesidad de utilizar un gran aparato de aire acondicionado o un sistema de refrigeración. El “free cooling” se beneficia de las condiciones ambientales locales para enfriar el aire que alimentará los equipos informáticos. El mercado de tecnologías de “free cooling” crecerá más rápido que cualquier otro método de enfriamiento durante los próximos años, ya que evitando el uso de enfriadores mecánicos logramos importantes ahorros de energía y disminuimos otros costos relacionados.

 

Utilizar sistemas evaporativos

Debido a las nuevas guías térmicas planteadas por ASHRAE TC 9.9 tanto para el tema de temperatura como para el control de la humedad, ahora vemos la incorporación de tecnologías basadas en sistemas evaporativos, mismos que consisten en hacer pasar el aire del exterior por un panel con agua y lograr la evaporación al medio ambiente y que solamente entre el aire fresco a nuestro centro de datos, esta forma de enfriar combinada con técnicas de “free cooling” ayudan a incrementar la eficiencia energética hasta en un 80% en comparación con los sistemas de refrigeración tradicionales. Es importante hacer un estudio de las condiciones meteorológicas del lugar donde será instalado el centro de datos para validar si es viable esta solución.

 

Detectar y reducir el flujo de aire de recirculación

El flujo de aire de recirculación se puede definir como el aire caliente que pasa a través de los equipos informáticos varias veces antes de que se desplace de vuelta al sistema de enfriamiento. La recirculación es un gran problema debido a que el aire de suministro procedente del equipo de refrigeración se calienta hasta un nivel que amenaza la disponibilidad del equipo, y que puede causar una interrupción o fallo.

La mejor manera de detectar si un centro de datos está experimentando recirculación de flujo de aire es verificar si hay puntos calientes con ayuda de diferentes herramientas de evaluación.

 

Ajustar el termostato

Una de las formas más sencillas de ahorrar energía en un data center es elevar la temperatura. Es un mito que los equipos deben mantenerse fríos con el fin de que funcionen adecuadamente. Hoy en día podemos ajustar el termostato a 26 grados centígrados e incluso a temperaturas más altas debido a la nuevas tecnologías que son integradas en los equipos críticos de TI más modernos, estas nuevas versiones de equipamiento resisten temperaturas más altas sin que esto afecte su desempeño.

 

Los fabricantes de tecnología para data centers cada vez centran más sus esfuerzos en el desarrollo de sistemas y equipos que impulsen la eficiencia térmica de los data centers, generando un menor impacto al medio ambiente y reduciendo considerablemente los costos operativos. En paralelo con la incorporación de tecnologías más eficientes, el apegarnos a mejores prácticas nos puede evitar futuras complicaciones innecesarias y sacarle el mayor provecho al valioso equipamiento informático que reside en el data center.



Top