Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

18 Oct Mejores prácticas para el mantenimiento óptimo de la infraestructura de TI

Las TI, los data centers, y en general las herramientas tecnológicas con las que cuentan las empresas pueden representar una ventaja competitiva en el mercado, pueden dar el empuje necesario para cumplir los objetivos del negocio, pero pueden también ser  fuente de innumerables problemas y gastos operativos si el mantenimiento no es el adecuado.

Los analistas estiman que el costo del tiempo de inactividad en un centro de datos puede llegar a costar hasta $7,900 USD por minuto. Las fallas significan pérdidas, y si el mantenimiento no se realiza de manera adecuada, el costo a pagar es muy alto.

Existen varios tipos de mantenimiento: el preventivo, y el correctivo. La estrategia debería estar centrada en prevenir y solamente utilizar el correctivo cuando no nos quede otro remedio. Se estima que del 30% al 40% de las interrupciones del sistema son evitables mediante un mantenimiento preventivo adecuado. Los costos de mantenimiento no planeado, pueden ser de 3 a 9 veces más que los mantenimientos regulares, debido a los altos costos de la mano de obra calificada, los daños colaterales y el impacto general en el negocio.

Hay diversas opciones para planear el mantenimiento a tu data center de la manera adecuada, y hoy hablaremos de algunas recomendaciones para tratar de minimizar las fallas en los equipos, y para contener las afectaciones en caso de imprevistos.

 

Crea un plan de mantenimiento detallado

Ya sea que se maneje “in house”, o a través de una póliza de mantenimiento externa, que garantice revisiones periódicas a los data centers, y a nuestros recursos de TI en general. Hay varias ventajas al contratar una póliza externa, una de ellas es evitar distraer al personal de TI en estas labores, y la otra, es que se puede acceder a verdaderos expertos en materia de mantenimiento, que realicen no sólo una evaluación objetiva, si no que cuenten con la experiencia, certificaciones  y estándares de servicio que internamente muchas veces no tenemos ni el tiempo, ni los recursos para obtener.

Es muy importante que el mantenimiento preventivo sea realizado de manera periódica, ya que nos permite detectar fallos repetitivos, disminuir los puntos muertos, aumentar la vida útil de equipos, disminuir costos de reparaciones y detectar puntos débiles en la instalación, entre otros.

Asegúrate que el plan de mantenimiento cubra las siguientes dos áreas:

  • Inspección física – estado de las unidades de enfriamiento, instalaciones eléctricas, cableado, niveles de humedad, polvo, niveles de energía, iluminación, etc.
  • Inspección de equipo – diagnóstico, performance, capacidad, parches anti virus, copias de seguridad, etc.

 

Ten en cuenta que habrá imprevistos

En algunos casos, puede ser imposible predecir o prevenir las fallas, lo que hace el mantenimiento correctivo la única opción. Este tipo de mantenimiento se realiza después de un fallo o problema, con el objetivo de restablecer la operatividad del mismo.  Para diagnosticar qué está causando los problemas, se puede recurrir a procesos que incluyen la inspección física de un sistema, el uso de un equipo de diagnóstico, entrevistas con los usuarios del sistema, y una serie de otras medidas.

Es importante determinar qué causó el problema, a fin de tomar las medidas adecuadas, y una vez terminada la reparación, se debe verificar el correcto funcionamiento del equipo / equipos que presentaron la falla.

 

Considera un equipo de soporte técnico adecuado

Este soporte puede ser a través de recursos internos, o también mediante un modelo de  outsourcing.  Esto nos permite tener respuesta inmediata a problemas en nuestra infraestructura, evaluar los “daños” de manera expedita y solucionar los problemas con mínimo impacto para los negocios.

 

¿Cómo elegir el mejor esquema de mantenimiento para tu data center?

Algunas empresas optan por manejar el mantenimiento preventivo y correctivo de manera interna,  con recursos propios de la compañía, y algunas otras optan  por subcontratarlo, (modelo outsourcing).

El outsourcing de servicios de TI como el mantenimiento, traen numerosas ventajas: organizaciones más ágiles, reducción de costos operativos, y respuesta inmediata a requerimientos internos y externos en la tecnología.  El secreto está en elegir al proveedor adecuado.

En MTnet, somos expertos en diagnóstico y mantenimiento de TI, y ponemos a tu disposición pólizas de mantenimiento, soporte técnico en sitio, servicios administrados de TI y otros esquemas personalizados para asegurar la agilidad y continuidad de tus operaciones. Ven y ¡acércate a los expertos!



Top