Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

26 Mar Las redes y su importancia para una estrategia de nube híbrida

Hemos hablado de nubes, y sobre todo, de la importancia de la nube híbrida,  que representa lo mejor de la nube publica, con todas sus ventajas de consolidación, precio y flexibilidad, para copias de seguridad y cargas de trabajo no críticas, y de la nube privada,  que te permite correr tus aplicaciones críticas, y acceso inmediato / protegido a información sensitiva.

Al momento de delinear tu estrategia de nube, y decidir cuales cargas correr en dónde, hay algunos otros factores a considerar. El movimiento de información, en teoría, debería ser fluido, y la ubicación del hardware, completamente indiferente para los usuarios.

Los servicios en la nube requieren de una banda ancha y velocidad mínima para poder funcionar correctamente. Imaginemos por ejemplo una empresa que ha implementado para sus usuarios un servicio de escritorio remoto, el impacto que tendría para su actividad la pérdida de conexión a Internet. Simplemente, los usuarios no podrían acceder a sus aplicaciones ni a sus datos, que es lo mismo que si se hubiera quedado la empresa sin electricidad para alimentar su data center. Por lo tanto, cuando hablamos de la nube en las empresas, el acceso a Internet se convierte en un elemento crítico que debe ser gestionado como tal.

En países como México, hasta donde hace no mucho tiempo los proveedores de internet eran pocos, y las opciones limitadas, el llevar a cabo estrategias de nube funcionales era muy complicado.

 

Existen diferentes maneras de llevar y traer datos de la nube, y el éxito de una estrategia depende en parte de tener una red confiable. Estas son los dos tipos de conexión a la nube:

1) Internet comercial Utiliza plataformas como la de 4G, o banda ancha empresarial, u otro tipo de oferta que nos presentan diferentes proveedores y que nos conectan a Internet  por medio de antenas, cable de cobre, o fibra óptica. Para llegar a la nube, es necesario establecer una conexión privada a través de una VPN  (o red privada virtual) cuya función  es crear una extensión segura de la red de área local (LAN) sobre una red pública. De esta manera, los datos de tu empresa viajan a través del internet público, de manera segura. La limitante del internet comercial es que es un recurso compartido, y podemos encontrarnos con problemas de desempeño que potencialmente repercutan en bajos niveles de servicio.

2) Conexión privada a la nube – Las conexiones directas se pueden añadir a la red actual sin pasar por redes públicas como las de internet, lo cual las convierte en seguras, y los tiempos de transferencia se reducen considerablemente porque la nube no compite con otro tipo de tráfico.

 

El internet público es el equivalente a una carretera libre, donde para poder llegar a nuestro destino necesitamos compartir el camino posiblemente de un solo carril con camiones de carga, y otros vehículos. Las conexiones privadas son equivalentes a un camino solo para ti, donde se viaja seguro, sin compartir la vía, y sin factores externos que potencialmente entorpezcan la llegada a nuestro destino.

En México, ya existen empresas como Transtelco que ofrecen servicios de conexiones privadas a través de fibra óptica dedicada que garantizan el ancho de banda y la seguridad necesaria para que la ejecución de tu estrategia de nube sea exitosa.

Si estás pensando en una estrategia de nube, y quieres saber cuáles son las mejores prácticas y las herramientas adecuadas que garanticen el éxito, ¡Acércate a los expertos!  En MTnet contamos con diferentes programas, como el HealthCheck de TI  que ofrece un diagnóstico inicial, te llevamos de la mano paso a paso hasta la ejecución, y funcionamiento.



Top