Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

19 Sep La importancia de contar con una estrategia de nube documentada

El cómputo en la nube ya no es una tema novedoso para la mayoría de empresas e instituciones, sin embargo, puede ser sorprendente que la nube aún sea un tema desconcertante para muchos directivos de TI. A pesar de que el cómputo en la nube es el fundamento para los negocios digitales, se estima que menos de un tercio de las empresas cuentan con una estrategia de nube documentada.

El cómputo en la nube se está convirtiendo en el estilo de diseño dominante para las nuevas aplicaciones y para la re-ingeniería de un gran número de aplicaciones existentes en los próximos 10 años o más. Una estrategia de nube define claramente los resultados de negocio que se buscan, y el cómo llegar allí. Contar con una estrategia de nube nos permite aplicar sus principios rápidamente con menos retrasos, lo que nos permite acelerar la generación de resultados.

A continuación se describen de forma general dos puntos fundamentales en el desarrollo de una estrategia:


1) Entender los diferentes “sabores” del cómputo en la nube

Las empresas están migrando lentamente, de los data centers locales a la nube pública. El gasto de nube pública al día de hoy representa alrededor del 5 por ciento del gasto total de TI, pero crecerá mucho más rápido que el gasto interno de TI en los próximos años.

Un beneficio clave de la infraestructura de nube pública como servicio (IaaS) y y de la plataforma como servicio (PaaS) es colocar las aplicaciones más cerca de los usuarios para habilitar una mejor experiencia. La nube privada también está siendo explotada, especialmente donde la propiedad intelectual, el control, las preocupaciones regulatorias o de cumplimiento, seguridad, rendimiento y coste de la prestación de servicios se diferencian. En tales casos, las nubes privadas se ejecutan en las instalaciones, en las instalaciones de co-localización o en las instalaciones del proveedor, y pueden ofrecer beneficios similares a la nube pública.

La nube híbrida implica la integración significativa entre los ambientes internos y externos en las capas de datos, procesos, administración o de seguridad.

Estos diferentes “sabores” de nube deben de ser evaluados como primer paso en el desarrollo de una estrategia, la selección deberá depender de ciertos factores que varían de caso a caso.


2) Justificar la estrategia de nube y las inversiones relacionadas

Un negocio digital requiere la velocidad y agilidad que el cómputo en la nube ofrece a través de la utilización de servicios en la nube. Los usuarios  se ayudan a sí mismos para estos servicios en la nube, estimulando la creatividad y la innovación.

Los directivos de TI deben educar a sus directores generales y consejos de administración sobre la necesidad de invertir en la nube como un estilo de computación que impulsa una mayor velocidad, la agilidad y la innovación a través de esta democratización de TI. Al hacerlo, deben utilizar su estrategia de negocio digital para justificar las inversiones necesarias para la computación en nube.

Una inversión tecnológica de este tipo solo toma sentido cuando se planea adecuadamente. Para darle viabilidad a la iniciativa es fundamental tener claros los objetivos de negocio que se buscan alcanzar y llevar a cabo un proceso detallado de evaluación y análisis de diversas variables que nos ayudará a dimensionar la estrategia de nube más conveniente a desarrollar.



Top