Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

08 Ene Los principales retos e implicaciones de la Industria 4.0 para 2018

No podemos hablar de evolución de la industria sin hablar de centros de datos, virtualización, redes y ciberseguridad, las cuales forman parte de los grandes retos que tiene nuestro país en su camino hacia la modernización. La industria 4.0 significa, en pocas palabras, la evolución de la industria manufacturera, donde se da lugar a la digitalización de los procesos  en las fábricas mediante sensores y sistemas. La modernización del sector manufacturero implica el uso de nuevas tecnologías y requiere de soluciones que se adecuen a las crecientes demandas de almacenamiento, análisis, protección, etc.

Existen diversas herramientas que deben trabajar de manera coordinada para poder llegar hacia allá:  Big Data y analíticos, Cloud, Ciberseguridad, Robótica, Internet de las cosas, que, deben ser integrados de manera precisa a través de un cambio en la cultura organizacional y productiva, y donde la infraestructura de TI adecuada es instrumental para la integración y el soporte de estas nuevas herramientas.

En un estudio realizado a principios del 2017,  Siemens concluyó que, de 300 empresas encuestadas en el país en sectores, el 59% ya piensa en estrategias digitales a corto o mediano plazo. Existen algunas que dentro de sus planes para 2018, se encuentran implementando estrategias de conectividad y análisis acercándose cada vez más al 4.0. La nueva revolución industrial no espera a nadie.

 

¿Cuáles son los retos?

Para poder empezar esta transición digital en la industria, debemos contar con una infraestructura de TI sólida, flexible, que se pueda adaptar rápidamente.

 

1) La interoperabilidad

Cada una de las etapas de los procesos productivos genera datos por medio de sensores, que permite ir adecuando y calibrando la eficiencia del mismo, y también permite prevenir problemas y tomar decisiones en tiempo real. La automatización de los procesos consiste también en la robotización de algunos procesos, dejando paso a que las personas trabajen en aquellos procesos que agregan valor en la cadena. Nuestra estrategia debe tomar en cuenta la capacidad de los diferentes sistemas para hablarse entre sí.

 

2) Una red confiable, y de preferencia, virtualizada

Las demandas de ancho de banda y una red segura, se vuelven mucho mayores cuando los dispositivos se encuentran interconectados entre sí. La estrategia de red adecuada, y el manejo de diferentes redes físicas, como si fueran una sola red virtual, o bien, a la separación del ancho de banda de diferentes redes físicas en canales independientes, es una buena manera de manejar picos de trabajo, disminuir cuellos de botella, y simplificar el flujo de tráfico en nuestra red. Una red separada para el manejo único de las líneas de producción ayuda también a utilizar nuestros recursos de manera adecuada.

 

3) Soluciones de cómputo y almacenamiento de datos que se adapten a los picos de producción / demanda

La capacidad de conectar equipos de manufactura a una red basada en el internet, y derivar un valor sustancial de estas conexiones es fundamental.

La conectividad proyectada por el IoT Industrial implica que fluirán corrientes de datos hacia y desde sistemas conectados. Estas corrientes de datos pueden ser masivas, y debemos determinar dónde almacenar y procesar qué. El primer paso es una buena estrategia de virtualización, y después, las soluciones de nube (privada, híbrida, o pública) deben ser parte de tu estrategia, ya que ofrecen flexibilidad y optimización de costos.

 

4) Una estrategia de ciber seguridad a prueba de balas

Se debe considerar cómo proteger los datos, los sistemas y las redes en cada paso para convertirse en parte del IoT Industrial. Conectar máquinas y herramienta a una aplicación basada en la red o en la nube crea un gran número de vulnerabilidades, las cuales generalmente se subestiman.

 

5) Soporte técnico eficiente

Los sistemas deben permanecer activos 24/7, todo el año. Una falla significa pérdidas económicas cuantiosas. El contar con un mantenimiento preventivo, y con un soporte técnico adecuado, que pueda buscar soluciones a los problemas de manera rápida, y minimizando daños, debe ser parte de la estrategia de evolución de las empresas. El outsourcing tanto de mantenimiento como de soluciones del help desk, es una gran idea para dejar el soporte en manos expertas, acomodar demanda variable, y garantizar la resolución expedita de tickets.

 

El mundo está cambiando, y la Industria 4.0 es una realidad inminente, las empresas que no empiecen a planear en base a estos preceptos, dejarán de ser competitivas. Las TI cobran cada vez más relevancia, y en MTnet, te podemos ayudar a diseñar la estrategia adecuada.

 

¿Trabajas en la industria manufacturera y quieres saber más?, solicita aquí tu entrada a nuestro próximo evento de Industria 4.0 el 24 de Enero en Ciudad Juárez.



Top