Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

11 Oct Esquemas de inversión y desarrollo para proyectos de TI, ¿Cuál es la mejor opción?

La infraestructura tecnológica de una empresa puede representar una ventaja competitiva importante, pero también significa una de las inversiones más fuertes que una compañía debe hacer. El estar al día con los avances tecnológicos y los proyectos de TI que los soporten, requiere de una planeación minuciosa y también de un estudio detenido de las mejores opciones de financiamiento.

Esquemas de inversión y desarrollo hay muchos, siendo las más comunes los servicios de financiamiento tradicional y el arrendamiento. Ambas opciones traen beneficios, y el uso de una o la otra depende de varios factores que analizaremos a continuación.

 

Esquemas de financiamiento

El término financiamiento sirve para referirse a un conjunto de medios monetarios o de crédito, destinados para el cumplimiento de algún proyecto. La manera más común de obtener financiamiento es a través de un préstamo.  Siendo los proyectos de TI una parte tan fundamental en el desarrollo de las empresas que contribuyen de manera directa al desarrollo del país, existen organismos gubernamentales que ofrecen fondos de financiamiento a tasas muy competitivas, lo que permite a las empresas acceder a la mejor tecnología a un costo del dinero relativamente barato. Los fondos gubernamentales no son la única opción. Casi todos los bancos ofrecen opciones para financiar inversión en TI, y algunas empresas proveedoras de tecnología, también.

La inversión en TI se convierte entonces en una inversión de capital, que financieramente pasa a ser parte de los activos de la empresa y a depreciarse mes con mes.

 

Esquemas de arrendamiento

El arrendamiento consiste en la cesión, adquisición del uso o aprovechamiento temporal del equipo de TI a cambio de cierta cantidad de dinero.  Generalmente, el arrendamiento se hace por periodos de tiempo previamente establecidos, y en la mayoría de los casos, incluyen una cláusula donde se le da al arrendatario la opción de adquirir el equipo por una fracción del costo al término del contrato.

Un caso común en el que se utilizan las opciones de arrendamiento se da en los proyectos de gobierno, donde los presupuestos para inversión en tecnología son escasos y de difícil acceso. El contrato de arrendamiento se establece en un término igual al del gobierno en turno, por ejemplo, se puede arrendar la infraestructura completa para la modernización de las oficinas de la alcaldía, por un periodo de 3 años, que es el término que duran los presidentes municipales. Al finalizar este periodo, el siguiente gobierno podrá decidir si adquiere la tecnología, extiende el contrato, o busca un contrato nuevo.

Cuando hablamos de arrendamiento, no hay inversión de capital. El costo de arrendamiento se va directo a los costos operativos de la empresa, y no existe tampoco un gasto de depreciación, o un valor remanente, ya que estos son responsabilidad del arrendador. Algunas empresas integradoras de tecnología, y algunos fabricantes ofrecen servicios de arrendamiento.

 

¿Cuáles son los factores a tomar en cuenta para decidir cuál es la mejor opción para inversiones en TI?

Para evaluar si el crédito, o el arrendamiento es la mejor opción, nosotros recomendamos un análisis minucioso que incluya:

• Las prioridades financieras de tu empresa y la estrategia fiscal: capital vs gastos de operación.

• El ciclo de vida de la tecnología a adquirir: hay tecnología cuyo ciclo es de 2-3 años (por ejemplo, servidores, computadoras), y otras que pueden durar mucho más (cabledo, sistemas de enfriamiento).
– En caso de crédito – el plazo del crédito debe ser igual o menor al tiempo de vida de la tecnología a adquirir.
– En ciclos de vida cortos – el arrendamiento nos permite contratos cortos y renovación de tecnología de una manera ágil.

• En caso de crédito, la tasa y el plazo: analizar la tasa, si es la mejor del mercado, las opciones de refinanciamiento, las penalizaciones por pronto pago, los requisitos, el costo total, y por supuesto, las letras chiquitas.

• En caso de arrendamiento, el costo total del contrato: en algunos casos arrendar puede resultar más caro que comprar.

• Otros factores varios específicos al tipo de proyecto: el objetivo de esta inversión en TI, y si los beneficios pueden ser monetizados.

• El retorno de la inversión: lo que se espera recibir en beneficio de esta inversión debe ser mayor al costo. El tiempo que tardaremos en recuperar la inversión.

 

Al final, el análisis debe comprender la comparación financiera y de tasas de retorno de ambas opciones.

Es difícil conseguir la asignación de presupuesto de inversión cuando hay requerimientos tecnológicos, y es complicado también decidir cuál es la mejor opción. En MTnet, nos encargamos de determinar y habilitar la opción de financiamiento o arrendamiento más conveniente para cada uno de tus proyectos, evitando que el tema presupuestal se convierta en una barrera para el crecimiento de tu empresa. ¡Acércate a los expertos!



Top