Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

09 Nov El Impacto de la Realidad Virtual en las Redes Inalámbricas Corporativas

La red se encuentra bajo presión debido a nuestro insaciable apetito por transmisión de video que no disminuirá ni se frenará. De acuerdo al Bell Labs Consulting, 79% de la demanda inalámbrica de datos en 2020 será de los servicios de transmisión de audio y video.

No podemos ignorar el gran momento que se está formando alrededor de experiencias de video más envolventes y reales. El vídeo de alta definición está dando paso a la resolución de 4K en televisores y nuevos dispositivos móviles, tecnologías que nos acercan cada vez más a la fidelidad del ojo humano. Cada día hay más contenido disponible en resoluciones de 8 millones de pixeles que requiere entre 15-20Mbps de conexión para su transmisión.

Si agregamos Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR) a la mezcla, entonces si nos planteamos un gran reto para soportar establemente toda la tecnología conectada a nuestra red. Estas tecnologías envolventes pueden incluir videos en 360 grados que nos permiten ver y explorar el contenido desde distintos ángulos.

 

¿Cuáles son las aplicaciones actuales de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada?

Películas, videojuegos, viajes y experiencias de descubrimiento, son algunas de las aplicaciones actuales de los contenidos para tecnologías de Realidad Virtual y Realidad Aumentada. Contenidos que se centran en el área de entretenimiento.

Desde la perspectiva tecnológica, existe una enorme inversión en estas plataformas por parte de gigantes tecnológicos como Facebook, Google e Intel, reflejando el optimismo que tienen los líderes de la industria en esta tecnología emergente. Esto significa que nuevos contenidos y servicios estarán disponibles muy pronto, YouTube acaba de expandir su servicio de video en 360 grados con transmisiones en vivo, Disney trabaja actualmente con Nokia Technologies para proveer equipo que soporte la creación de contenido especial de VR para una gama de películas envolventes.

Sin embargo, el verdadero potencial de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada se encuentra fuera del mercado de consumo. Necesitamos considerar el impacto de estas tecnologías en mercados verticales, proporcionando beneficios substanciales para la humanidad. La Realidad Virtual tiene el potencial de revolucionar la educación y los métodos de entrenamiento de diferentes industrias.

Hospitales en Europa ya están comenzando a transmitir en vivo operaciones en Realidad Virtual a estudiantes. La colaboración remota y envolvente acelerará la productividad y reducirá los viajes conforme las ubicaciones geográficas se vuelvan cada vez más irrelevantes. La compra de productos cambiará por completo en la medida en que los consumidores comiencen a visualizar y a explorar artículos en ambientes virtuales de una forma más tangible.

 

¿Qué significa todo esto para las redes de datos?

Si prestamos atención a lo que esto representa para la red, nos daremos cuenta que existe un gran trabajo previo para poder incorporar este tipo de tecnologías en ambientes productivos. Los videos de baja resolución en 360 grados requerirán por lo menos 25Mbps para su transmisión. Con una resolución que es comparable a una experiencia de TV HD, esto se convierte en 80-100 Mbps. Pero si queremos obtener la mejor experiencia con una alta resolución 4K en 360 grados, el contenido demandará 600Mbps.

Hay tecnologías que se están desarrollando que pueden reducir estos índices de transmisión, tales como la tecnología de compresión de última generación y transmisión basada en el campo de visión (FoV). Sin embargo, las más avanzadas, que podrían conducir a reducciones de 10X, necesitarán una latencia muy baja en la red y no pueden ser soportadas en nuestras redes actuales.

No es sólo la demanda de transmisión de video lo que romperá la red, también es el cambio acelerado a contenidos más envolventes soportados por tecnologías que están listas para ser comercializadas con inversión de muchos jugadores de la industria.

 

Es la tormenta perfecta que impulsará una nueva era de redes que nos permitirá acceder a todo con el ancho de banda y la latencia necesaria para ejecutar la aplicación o el servicio de manera óptima. No sólo necesitamos conexiones significativamente más rápidas, sino una nueva arquitectura totalmente programable con nubes para hacer frente a una enorme capacidad y baja latencia, con agilidad para reaccionar instantáneamente a las cambiantes necesidades de las aplicaciones. Los nuevos modelos de negocio serán igualmente importantes en un mundo cada vez más digital.



Top