Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

15 Feb Cómo Prevenir y Detectar Servidores Zombie para Lograr Ahorros

Un servidor comatoso, también conocido como “servidor zombie”, es un servidor físico que se está corriendo, pero no tiene comunicaciones externas o visibilidad y no aporta recursos computacionales; esencialmente, consume electricidad pero no sirve para nada. Los servidores zombie a menudo se crean porque las aplicaciones solicitadas por los usuarios terminan sin obtener ningún uso o prácticamente ningún uso.

La dificultad de rastrear aplicaciones poco usadas y la tendencia de los usuarios de TI de crear nuevos servidores virtuales y olvidarse de ellos ha contribuido a un aumento en la existencia de zombies. Existen en casi todos los centros de datos corporativos, ya sean locales o en la nube. Cualquier servidor que no se ha utilizado para producir información útil o resultados de aplicaciones en los últimos seis meses debe ser descrito como un “zombie”.

 

¿Por qué los servidores zombie son un problema real?

La consolidación y la virtualización han reducido significantemente la preocupación por el espacio en los centros de datos. Muchas empresas tienen racks parcialmente ocupados simplemente porque las densidades de potencia y calor han aumentado hasta el punto en que las cargas completas del gabinete no pueden ser soportadas. Algunos operadores incluso consideran que los viejos servidores que llenan el espacio del rack, o racks inútiles que ocupan la superficie del piso, valen la pena ya que dan la impresión de una habitación completa y puede evitar que se reclame el espacio para otro uso. Sin embargo, estas máquinas no productivas aún utilizan energía, tanto directamente para mantenerlas en funcionamiento e indirectamente en forma de energía de enfriamiento. Pero no es sólo la energía desperdiciada, es también el desperdicio de valiosos recursos de enfriamiento lo que es un verdadero problema.

 

¿Cómo prevenir y detectar servidores zombie?

1) Utilizando un sistema de gestión de la infraestructura del centro de datos (DCIM) para supervisar múltiples parámetros, como la utilización del CPU y el consumo de energía, e identificar los recursos subutilizados.

2) Utilizando una base de datos para realizar un seguimiento de la utilización del servidor o asignar a un miembro del staff de TI dedicado para medir y comparar continuamente las tasas de utilización de los servidores.

3) Crear un plan completo de gestión de activos que tenga en cuenta la ubicación física de todos los servidores y que ayude a determinar cómo funcionan estos servidores en la operación general del centro de datos. Esto ayudará a realizar un seguimiento de los cambios realizados en las aplicaciones de estos servidores, proporcionando una visión holística de su utilización.

4) Implementar herramientas como el “DPACK” de Dell EMC para diagnosticar y analizar el rendimiento de los servidores periódicamente.

 

Históricamente, el 80% del presupuesto se ha destinado a mantener los sistemas existentes y el 20% a la creación de nuevas aplicaciones empresariales. Al abordar el problema de los servidores zombies, los gerentes de TI tienen una oportunidad de reducir los costos de mantenimiento y aplicar estos ahorros para aumentar la inversión en nuevos sistemas.

Los servidores zombie pueden desperdiciar preciosos recursos del centro de datos y son más comunes de lo que muchos equipos de TI piensan. Para reducir la propagación de los servidores zombies, varios servidores de baja utilización pueden combinarse en servidores virtuales únicos. Los servidores que están completamente sin ser usados a veces pueden ser reutilizados. De lo contrario, TI sólo debe matar a los zombies desconectando el enchufe.



Top