Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

10 Ene Acciones Prácticas para Aumentar la Eficiencia Energética del Data Center

El mayor gasto operativo de un data center corresponde al consumo energético que demanda el equipamiento informático albergado en este espacio físico. Existen diversos factores que impactan el uso energético: el sistema de refrigeración, los niveles de temperatura, la iluminación, etc.

La unidades de distribución de energía inteligentes (PDUs) juegan un papel clave en la administración de un data center moderno, este componente nos permite monitorear remotamente el consumo de energía, la eficiencia energética y las condiciones ambientales. Con esta información es posible tomar decisiones acertadas para disminuir el consumo energético del data center sin afectar su desempeño o confiabilidad.

A continuación se describen algunas acciones para aumentar la eficiencia energética del data center:

 

1) Calcular métricas de energía, tales como el PUE (power usage effectiveness)

No es posible mejorar algo que no se mide. El PUE es un estándar de Green Grid que nos ayuda a determinar la eficiencia energética mediante la medición de la efectividad con que el data center utiliza la potencia de entrada. Este indicador nos brinda información relevante sobre los esfuerzos de eficiencia y nos indica cuando algo anda mal.

La información energética que podemos obtener de los PDUs nos ayuda a calcular el PUE a un nivel granular. Los PDUs inteligentes mandan los datos del consumo energético a través de la red a una base de datos que automáticamente calcula el PUE.

 

2) Monitorear las tendencias del consumo energético

Si no monitoreamos constantemente el uso energético, es imposible saber cuando el consumo se sale de control. Monitorear manualmente cada uno de los PDUs del data center resulta bastante tedioso, colectar la información en una base de datos nos permite monitorear la información energética a nivel de rack, almacenarla e identificar tendencias para la toma de decisiones.

Dependiendo de los parámetros establecidos, cuando se percibe algo fuera de las condiciones normales de operación, un sistema de monitoreo inteligente puede enviar una alarma específica.

 

3) Optimizar el desempeño a nivel de equipamiento

Calcular los costos operativos por cada equipo informático conectado a la red nos permite saber cuanta energía consume cada dispositivo. Este ejercicio resulta útil al momento de determinar si conviene invertir en un equipo más eficiente al comparar las tareas o trabajo que recibiremos de este nuevo equipo en relación a la cantidad de energía que consume.

Un punto importante a considerar es que el monitoreo a nivel de equipamiento nos puede señalar cuando un equipo ya no es necesario y asignarlo como candidato para ser desmantelado.

 

4) Corregir rápidamente los cambios ambientales

Un PDU inteligente puede identificar y alertarnos cuando la fuente de poder falla, cuando la temperatura incrementa o cuando se presenta un consumo de energía inusual. Estas alertas que pueden ser configuradas para recibirse vía email nos permiten reaccionar rápidamente antes de que un problema mayor genere una interrupción y una pérdida económica difícil de calcular.

 

El monitoreo constante y la medición de indicadores clave son la base para operar un data center eficiente y sin interrupciones. Los componentes de gestión y protección de la energía, tales como PDUs y UPS, son elementos fundamentales para operar de una forma confiable un data center de alto desempeño.



Top