Blog de TI

Tendencias y mejores prácticas de la industria

Obtén mensualmente los últimos artículos de nuestro blog:

18 Dic 3 componentes de TI que contribuyen al éxito del e-commerce y los servicios en línea

El avance de la tecnología ha cambiado muchos de nuestros hábitos, entre ellos, la manera como compramos, y pagamos. Según datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), 7 de cada 10 usuarios de internet en nuestro país realizó al menos una compra en línea, y 6 de cada 10, utilizan el internet para hacer pagos, o requerir algún servicio.

El último estudio de este organismo detalló también que las transacciones de compras en internet hasta el tercer trimestre del 2017 ascendía a 257 mil millones de pesos, sin contar los últimos meses del año, que son los que generan más ventas a nivel menudeo. Para poner en contexto dichos números, considera que en 2009, el comercio “on-line” generó solamente de 24 mil millones de pesos.  ¡Un crecimiento de casi 11 veces en un periodo de 8 años!

Los clientes buscan hacer transacciones en línea en portales que les aseguren una buena experiencia, segura, y simple, y la industria en general en México, a pesar de su crecimiento, enfrenta grandes retos para hacer frente a las tendencias de ventas y operaciones en línea a nivel mundial.

 

Y a mi infraestructura de TI, ¿en qué la afecta?

Si perteneces al sector financiero, al sector manufacturero, al sector de retail, o al de telecomunicación, la respuesta es simple: en todo.

Las TI deben estar preparadas no solamente para soportar la infraestructura del e-commerce y transaccionales en línea, si no también para soportar las demandas cambiantes en su TI. Todos sabemos que la demanda no es siempre igual, y que para algunos sectores, el último trimestre del año puede representar hasta el 60% de sus ventas, debido al cierre fiscal, y/o las fiestas de fin de año. Estas son algunas de las consideraciones que toda empresa con actividades de e-commerce (sea ventas o servicios) debe tener en cuenta para garantizar una operación sin problemas.

 

  1. Una red eficiente que soporte el intercambio de información
    • • Las redes deben se veloces, es decir que los datos se transmitan de manera rápida a través de la red.
    • • Una red debe ser confiable, ya que cuando uno de los componentes no funciona, puede afectar al funcionamiento de toda la red. Por esta razón resulta determinante contar con un hardware redundante.
    • • Las redes deben ser escalables, y soportar nuevos componentes que aseguren el cubrimiento de las demandas de la empresa en forma continua, (la tendencia de redes definidas por software te ayudan a alcanzar este objetivo).
    • • Una red debe estar siempre disponible y activa cuando la necesitamos.

 

  1. Suficiente poder de cómputo y almacenamiento
    Tu data center debe poder acomodar picos de trabajo en temporadas altas, y poder adaptarse a las necesidades de tus sistemas. Un data center virtualizado, ayuda a garantizar el uso de equipo “ocioso” para acomodar grandes demandas de computo, o bien, de almacenamiento.

    El uso de la nube híbrida es también una gran herramienta para aumentar capacidades “on demand” y para soportar un aumento en tu demanda de copias de seguridad, o almacenamiento de información temporal. Como lo hemos hablado en otras ocasiones, la información no sensitiva o las cargas no prioritarias pueden irse a la nube pública y utilizar de manera prioritaria los recursos de tu nube privada para acomodar demandas crecientes de información y análisis de datos prioritarios.

 

  1. Controles de ciber-seguridad
  1. Debemos de estar protegidos de ataques a nuestra red, desarrollar una estrategia de protección y educar a nuestros empleados sobre las amenazas latentes a nuestra infraestructura de TI, y debemos también  establecer sistemas y herramientas que nos ayuden a proteger nuestros datos, como antivirus, firewalls, proxis, y cifrado de datos. Un data center caído, representa grandes pérdidas económicas.

 

Y tú, ¿estás preparado? En MTnet somos expertos en TI, te podemos asesorar en la solución adecuada para enfrentar los nuevos hábitos de consumo, y la nueva manera de trabajar del siglo XXI, sin importar las fluctuaciones en tu demanda. ¡Acércate a los expertos!



Top